Cómo opera el grupo Wagner

Una compañía militar privada, es el ejército privado de los mercenarios rusos. Un grupo de militares que ha motivado, por su forma de proceder, a ser perseguido por periodistas y analistas. En este sentido, equipos de investigación se documentan y dan a conocer cómo opera el grupo Wagner.

Diferentes vídeos y reportes de equipos de investigación circulan por Rusia. Donde se da testimonio de cómo este equipo de militares utilizan brutales métodos de tortura. En uno de los videos tipo casero, se observa como los integrantes del grupo Warner torturan por horas a su víctima, hasta finalmente decapitarlo.

Los expertos que investigan a Warner, lo caracterizan como una red conformada por mercenarios a la orden del gobierno de Putin. Lo consideran una fuerza militar no oficial, que trabaja a favor del gobierno ruso. Y ubican sus operativos en Siria y Libia. Asimismo, en Sudán y en la República Centroafricana. Todos ellos lugares donde Moscú tiene intereses políticos.

Por otra parte, el Kremlin impugna a la organización y niega rotundamente que exista alguna relación del gobierno de Vladimir Putin con el grupo Warner.

Este grupo de militares se dio a conocer públicamente, cuando prestó apoyo a los rebeldes prorrusos. Cuando se produjo el conflicto armado de Ucrania en 2014. El cual provocó la unión de Crimea por parte de Rusia.

Desde ese momento, los expertos que los investigan  los consideran como un ejército privado, con la capacidad de contratar mercenarios para ubicar en zonas en conflicto. O bien para realizar diferentes tipos de acciones y actividades específicas, como servicio de seguridad por ejemplo. O para realizar ataques selectivos.

Los analistas y los mercenarios del grupo Warner

Según Amy Mackinnon, investigadora del portal de análisis Foreign Policy ubicada en Washington, es difícil dar una definición cierta para este grupo y asimismo prever sus operaciones. Debido precisamente a las características del grupo. En este sentido señala «Podemos calificarlos también como una sombría red de operadores. Ellos pueden contratar diferentes mercenarios y reclutar combatientes».

Así mismo, es difícil para los gobiernos de occidente realizar cualquier tipo de acción contra el grupo Warner, pues es un “modelo híbrido que aplica “métodos brutales”, según afirma Mackinnon.

Por otra parte Paul Stronski, director del programa sobre Rusia y Eurasia del Fondo Carnegie para la Paz Internacional, afirma que este tipo de colectivos funcionan como “multiplicadores de fuerzas de combate”. También fungen como comerciantes de armas de guerra y como entrenadores de militares y de personal de seguridad local.

 Y cabe destacar, señala Stronski que no es la única compañía con las características del grupo Warner que actúa en Rusia. Sin embargo, sí es la que más se conoce hasta ahora. Además, indica que el modelo de esta compañía  tiene antecedentes en la guerra de los Balcanes. Así como también en los voluntarios rusos, combatientes en la década de  los años 30, en la Guerra Civil de España.

Cuando se ubican en las zonas de guerrra, se despliegan alrededor de cientos y miles militares por toda el área.

Paul Stronski y Amy Mackinnon, están de acuerdo con que el grupo Warner está completamente alineado con los intereses del gobierno de Putin.  Están preparados para multiplicar sus acciones y servir de instrumento para aplicar la política rusa en Libia. Señala además de que uno de los ex aliados de Putin es considerado uno de los dirigentes del grupo de militares.

Stronski por su parte señala que en varias oportunidades fue necesario que el gobierno ruso doblara esfuerzos para eliminar cualquier evidencia posible, de algún tipo de relación con este tipo de compañías militares. Y de esta forma reducir los riesgos a exponerse a más sanciones internacionales. Mientras que Amy Mackinnon, considera al grupo Warner, como “…extensiones del ejercito ruso”.

En definitiva, las investigaciones realizadas y los análisis hacen ver que el personal que conforma el grupo Wagner ha operado en primera línea en todas las guerras de Rusia que han ocurrido recientemente. Tanto en Ucrania como en Siria.

En algunas ocasiones han luchado conjuntamente con el ejército ruso «oficial» y en otras oportunidades se han enfrentado solos, por su cuenta. También han estado en Libia en funciones de capacitación y seguridad, en Sudán y en la República Centroafricana.

Todas sus operaciones han sido indagadas y están documentadas, por diferentes equipos independientes de investigación.

Estos grupos militares sin duda son una herramienta importante para Moscú. Las operaciones que realizan tienen riesgos inherentes. En Siria provocaron un enfrentamiento directo entre las fuerzas militares de los Estados Unidos y las rusas.

Comparte tu aprecio