PANDEMIA Y EDUCACIÓN EN MÉXICO

Los efectos negativos que la crisis sanitaria, ocasionará sobre la sociedad, solamente podrán ser aquilatados hasta dentro de algunos años -quizá algunas generaciones-las repercusiones en los ámbitos económico, político y social, reclamarán la implementación de estrategias innovadoras, para lograr paliar el rezago que necesariamente se hará patente, en cada núcleo social. 

Uno de los sectores más afectados, habrá de ser,sin duda, el educativo ; pues la contingencia , tomó a todos por sorpresa , y será muy difícil que autoridades, maestros y padres de familia, logren sobreponerse a la caótica situación y afronten organizadamente la crisis con estrategias eficaces y consensadas.

A partir del auge de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) surgió la controversia, acerca del papel que desempeña el maestro frente al grupo, afirmándose que en un futuro próximo, sería factible sustituir la figura del docente, por el uso de máquinas dentro del desarrollo del proceso Enseñanza-Aprendizaje. Controversia balida, a nuestro parecer, pues se considera que los defensores de la tecnología, únicamente toman en cuenta, el propósito informativo de la escuela, soslayando aviesamente, el carácter formativo integral de los educandos, el cual sólo puede ser alcanzado con la presencia de los maestros en las aulas, pues en opinión de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO): «Las TIC , pueden complementar, enriquecer y transformar la educación» más nunca podrán sustituir el papel del maestro. 

En México, han coincidido diversos factores para agudizar la crisis causada por la pandemia, en el ámbito educativo: Se presenta a mitad del ciclo escolar y se extiende, más allá de la conclusión del mismo, obligando a los docentes (de todos los niveles) a implementar medidas de emergencia, consistentes, principalmente, en la utilización de los medios electrónicos y sus diversas aplicaciones; labor en que la SEP, dejó a su suerte a maestros, alumnos y padres de familia, ya que se tuvo que trabajar con un modelo de educación a distancia, que nunca se había manejado en nuestro país.

Por otro lado, el gobierno se ha visto obligado a aplicar medidas extraordinarias, pero debido al conflicto existente entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), aún regenteado por la corrupta lideresa Elba Esther Gordillo, y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de filiación democrática, las autoridades educativas en turno optaron por imponer estrategias, tal vez bien intencionadas, pero ignorando la participación del magisterio, por lo que, al no contar con el consenso de todos los elementos involucrados, han sido firmemente rechazadas; argumentándose que este grave error, cometido con frecuencia por los gobiernos neoliberales, fue debido al temor del gobierno a verse colocado en medio de la pugna de las dos organizaciones gremiales que pelean la representación sindical de los mentores.

Los efectos negativos, se habrán de constatar en el desarrollo del próximo ciclo lectivo (2020- 2021) al que desde ahora, ya se le augura un rotundo fracaso. Estos planteamientos, llevan a vislumbrar que los efectos catastróficos que la pandemia ocasionará en el sector educativo tardarán muchos años, tal vez generaciones, en ser superados por la sociedad.

Bajo este panorama adverso, la SEP se vio obligada a dar por concluido el ciclo escolar 2019-2020, en un clima de confusión y rechazo; de esa misma manera, ya se apresta a iniciar el siguiente período lectivo, 2020-2021. 

En gran medida, el rechazo hacia las disposiciones dictadas por la SEP, son debidas a la falta de credibilidad de Esteban Moctezuma Barragán, secretario de educación pública, quien es más identificado por sus quehaceres políticos y sus vínculos con las cadenas televisoras, que por sus méritos académicos o de docencia. Es por ello, que el método híbrido (Enseñanza presencial y a distancia) presentado por la SEP, que además de sustentarse en un nuevo enfoque pedagógico, plantea la creación de una nueva asignatura (Vida Saludable) que carece de fundamentos sólidos, al no ser el resultado de una propuesta consensada, que contara con el concurso de todos los elementos involucrados,principalmente del magisterio. Sin embargo , tal modelo parece estar destinado a una larga permanencia en el proceso educativo, ya que el secretario Moctezuma manifestó: «El enfoque pedagógico que pervivirá hacía el futuro, será un modelo híbrido». Tal vez necesario debido a la coyuntura surgida a causa de la pandemia, la cual, de ninguna manera podría pensarse que es atribuible al gobierno, aunque esta respuesta a la crisis, podría verse complementada y enriquecida con la aportación de voces autorizadas y comprometidas con la superación del sistema educativo mexicano; tal es el caso del profesor Pedro Hernández Morales, actual secretario de la Sección 9 de la CNTE; con quién tuvimos oportunidad de compartir momentos álgidos, en la lucha de oposición a la mal llamada Reforma Educativa, impuesta por Peña Nieto. 

El Profesor Hernández , al igual que otros renombrados pedagogos, mucho podrían aportar debido a su experiencia en las aulas, a la implementación de un plan educativo viable y que permita afrontar con éxito los retos impuestos por la contingencia. Sin embargo, estamos plenamente convencidos, de que el magisterio nacional, como lo ha hecho en otras situaciones de apremio, sabrá anteponer el interés superior de los educandos , y utilizando los recursos a su alcance, e innovando estrategias, continuarán con la tradición pedagógica mexicana, plena de ética y entrega.

Comparte tu aprecio