China toma posesión del consulado de E.E.U.U en Chengdu

Gran cantidad de personas fueron testigos y vieron como China toma posesión del consulado de E.E.U.U en Chengdu. Los funcionarios chinos esperaron que el último empleado dejara la sede para entrar al recinto de la embajada estadounidense. Así aumenta la tensión en las relaciones internacionales entre China y Estados Unidos.

Curiosos de la zona y de otras partes del país, vinieron a captar las imágenes de lo que consideran un momento histórico para China. Un episodio que sin duda endurece las relaciones diplomáticas entre las dos potencias.

El suceso ocurrió alrededor de las 6:24 horas, cuando la televisora estatal trasmitió en directo cuando la bandera de los Estados Unidos fue retirada.

Con relación al hecho, en la embajada de E.E.U.U en Pekín, a través de la red social Weibo trasmitió «Te vamos a extrañar para siempre».  También, despojaron al edificio de la insignia que lo identificaba como embajada norteamericana.

Así, los funcionarios chinos tomaron nuevamente posesión del edificio donde funcionó durante 35 años la embajada de los Estados Unidos en China, después de que el expresidente George Bush la inaugurara.

De esta forma, la embajada de E.E.U.U en Chengdu quedó oficialmente cerrada a las 10.00 am del 27 de julio. Así, China se manifiesta, en venganza de que la semana pasada Trump le ordenó el cierre de su consulado en Houston.

Cabe destacar que el consulado estadounidense en Chengdu, abarcaba las provincias del sureste de China. Entre las que resalta la zona sensible de la Región Autónoma del Tíbet, donde no se permite el paso ni a diplomáticos ni periodistas.

Sin embargo, la medida ojo por ojo de China contra el gobierno de Trump fue moderada. Pues hay otros edificios diplomáticos de los estadounidenses de mayor importancia como el de Hong Kong o Shanghai, que los dejó sin clausurar.

El cierre de la embajada norteamericana también dejó fuera a 200 empleados, de los cuales 150 eran trabajadores locales que laboraban en calidad de contratados, consecuencia que acentúa la crisis del desempleo en época de crisis.

Los trabajadores fueron informados y se les dio 72 horas para desalojar las edificaciones. Por lo que el fin de semana antes del cierre del edificio, se realizó la mudanza en camiones.

No se presenciaron actos como los ocurridos en la embajada China en Houston al ser informados del cierre, donde los empleados chinos quemaron documentos antes de ser desalojados.

Los consulados se enfrentan

Los consulados se enfrentan a un nuevo episodio de guerra fría. Los chinos desde el Ministerio de Relaciones Exteriores expresan que la medida es una respuesta perfectamente justificada por los actos de Estados Unidos.

Asimismo, justifican que esta medida no viola el derecho internacional, ni las normas básicas y prácticas diplomáticas entre las naciones.

Mientras que los Estados Unidos manifiesta que están»…decepcionados por la decisión del Partido Comunista Chino” y que mantendrán esfuerzos de utilizar los demás puestos en China para alcanzar a las personas de la región.

Sin embargo, Estados Unidos cuenta todavía con embajada en Pekin y consulados en Wuhan, Shanghai, Shenyang y Guangzhou. Mientras que China, mantiene embajada en Washington y consulados en San Francisco, Los Ángeles, Chicago y Nueva York.

Dejando de lado la presencia todavía de los dos países en ambas regiones, la tensión entre las dos potencias se mantiene. Hace un par de años se comenzó con la guerra comercial que culminó en una guerra fría y cada día hay nuevos episodios que aumentan la disputa.

Tales como las sanciones por ambas partes después de la aplicación de la nueva Ley de Seguridad Nacional amenazante de la autonomía de Hong Kong, y la represión por parte de Pekin de una minoría musulmana uigur.

Así como también, el avance militar de las fuerzas americanas y chinas en el Mar del Sur de China o la red 5G de Huawei, entre otras disputas.

En consecuencia, los estadounidenses por su parte declaran en la voz del secretario de estado Mike Pompeo, que se debe inducir el cambio en la manera en que se comporta el Partido Comunista de China de formas más “creativas y asertivas”.

Asimismo, expresa que “las acciones de Pekín amenazan a nuestro pueblo y nuestra prosperidad” Además, expresó de forma contundente su preocupación por la fortaleza de China catalogándola de “tiranía” y recalcando que el mundo debe lograr la victoria y sobre esta “tiranía”.

Los chinos por su parte, califican a estas palabras como “una declaración de guerra” y aseguran que los Estados Unidos se acercan cada vez más hacia una nueva Guerra Fría. Por lo tanto deben estar alerta a que en futuro cercano, ocurran posibles enfrentamientos militares con los Estados Unidos.

Comparte tu aprecio