¿Fraude electoral? Donald Trump insta a votar dos veces

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pide a los electores que voten dos veces, de cara a las próximas elecciones que se desarrollarán en la nación norteamericana el próximo mes de noviembre.

Después de una reunión que sostuvo Trump con parte de su equipo de gobierno, el primer mandatario se dirigió a la ciudadanía del estado Carolina del Norte, para que intentaran votar dos veces.

Carolina del norte es uno de los estados claves que podría darle la victoria a Trump, y otorgarle la reelección a la presidencia.

De acuerdo con información suministrada por la agencia de noticias EFE, se trata de un plan en el que el mandatario busca constatar la transparencia del sistema electoral de su país, por lo que solicitó a sus seguidores que hicieran trampa, para poder constatar los resultados posteriormente.

Voto por correo, ¿ventaja o desventaja?

El equipo de trabajo de Donald Trump está preocupado. De acuerdo con encuestas recientes, él y el candidato demócrata Joe Biden están muy parejos en los números, por lo que el sistema de voto por correo podría representar una trampa en las venideras elecciones, con las que el multimillonario podría ser borrado del mapa electoral.

El nuevo sistema de voto por correo podría representar la derrota de Trump, y es que los electores al sentir que no se trata de un sistema de elecciones seguros, podrían abstenerse, lo que podría terminar dando la victoria a Biden.

El voto por correo electrónico es una estrategia que se ha pensado para evitar las concentraciones, debido a la pandemia por Coronavirus que ataca al mundo desde marzo del presente año.

El sistema electoral norteamericano ha planteado que para que los ciudadanos no tengan que desplazarse hasta las urnas electorales, envíen sus votos por correo. Dicho sistema parece ser endeble y fácil de burlar, por lo que la población votante de Estados Unidos ha perdido el interés en participar en dicho proceso.

Tras una entrevista que concedió el presidente de Estados Unidos durante su visita a Wilmington, en Carolina del Norte, expresó a los periodistas su idea, «Déjenles que lo manden (el voto por correo) y déjenles que voten, y si su sistema es tan bueno como dicen qué es, entonces obviamente no podrán votar. Si no está tabulado, sí podrán votar», fueron las palabras del gobernante.

Pero no se trata de la única vez en la que compartió el pensamiento, sino que una vez que arribó a Carolina del Norte, pidió a los seguidores que le esperaban que aplicaran la táctica.

El presidente les pidió que enviaran el voto por correo a primera hora del día, y que posteriormente se dirigieran a sus centros de votación, y trataran de ejercer su derecho al voto en persona.

“No pueden dejarles que les quiten su voto, esta gente está jugando a política sucia», fueron las palabras con las que Trump instó a sus seguidores a cometer un acto que podría resultar fraudulento.

Aseveraciones sin pruebas

Aunque no existen pruebas de que el voto por correo pueda prestarse para manipulaciones y trampas, el presidente de Norteamérica insiste en que este sistema puede ser empleado para robarle el voto a sus seguidores, y por ende robarle la posibilidad de quedar reelegido como presidente de Estados Unidos en el próximo periodo.

Expertos de esa nación aseguran que el sistema electoral por medio de correos electrónicos es fiable, y que resulta “extremadamente improbable” que pueda prestarse para fraude electoral. Sin embargo Trump no apoya esa teoría, aunque no tenga ninguna prueba que le ayude a comprobar.

Trump asegura que el uso del voto por medio de correo  solo es justificable en caso de que el votante se encuentre lejos del centro electoral en el que se encuentra empadronado, y aunque exprese que el sistema no es confiable, asegura que él lo ha usado.

De acuerdo con la información dio a conocer el presidente Trump, él mismo ha recurrido al sistema de voto por correo cuando se ha encontrado en su mansión privada que se encuentra en el estado de la Florida.

¿Estrategia política o delito?

De acuerdo con las leyes de Carolina del Norte, que un elector vote dos veces en un mismo comicio electoral constituye u delito grave, además de fraude. Esto resulta irónico, porque es justamente un fraude lo que el presidente quiere evitar de cara a las venideras elecciones presidenciales.

Por su parte, William Barr, Fiscal General de esa nación, ha sido consultado en una entrevista concedida a la cadena de noticias CNN si la estrategia del primer mandatario estaría infringiendo la ley, más el funcionario de gobierno evitó dar una respuesta clara.

Al ser consultado sobre si la incitación del presidente Trump podría estar llamando a cometer una actividad ilegal y punible, Barr se limitó a decir responder que desconoce la legislación electoral de Carolina del Norte.

Por otra parte, Patrick Gannon, portavoz de la junta electoral estatal de Carolina del Norte, aseguró en una entrevista que el sistema electoral de ese estado no acepta que un ciudadano, vote dos veces.

Esto se logra mediante un registro que deben llevar los trabajadores de las mesas electorales el día de las elecciones, el cual servirá para registrar a las personas que ya han votado por correo.

Si bien  Gannon enfatizó que votar «dos veces intencionadamente es un delito grave», vale resaltar que Trump dijo a sus seguidores que si el sistema les permitía votar en persona, aun después de haber enviado el correo, era porque no había ocurrido un conteo entre el voto virtual y el sistema, por lo que el voto no había quedado registrado.

Comparte tu aprecio