Protestas en Wisconsin por disparos de la policía contra hombre negro

Se mantienen las tensiones raciales en los Estados Unidos. Ahora hay protestas en Wisconsin por disparos de la policía contra hombre negro. La policía arremete contra un hombre negro frente a sus hijos.

Jacob Blake de 29 años de edad fue atacado por la espalda por no atender a las indicaciones del policía.

La situación se pone tensa por la violenta actuación de la policía contra los ciudadanos negros. Primero se produce la muerte del afroamericano George Floyd durante su captura, y ahora este nuevo suceso agrava el clima en los Estados Unidos.

En consecuencia, las protestas en Kenosha ahora son más fuertes, hasta el hecho de que arremetieron con los vehículos de la policía y algunos de los efectivos presentaron heridas ocasionadas por los protestantes, al lanzarles ladrillos y piedras.

Los hechos violentos ocasionaron que el gobierno decretara toque de queda en la ciudad.Sin embargo, durante la noche nuevas protestas con cientos de personas en frente del juzgado de la ciudad de Kenosha, dieron pie a que decenas de efectivos, y agentes de la guardia nacional fueran movilizados para detener a los manifestantes.

A solicitud del gobernador Tony Evers, la movilización de la guardia debía ejecutarse con precaución, en forma limitada, para colaborar con la policía local y enfocada principalmente en “proteger la infraestructura críticas”.

El ataque contra Jacob Blake

El hecho ocurrió el domingo en Wisconsin, en la ciudad de Kenosha, cuando la policía recibió un llamado denunciando una disputa doméstica. El vídeo que fue publicado deja  ver claramente que Jacob Blake caminaba hacia su vehículo después de tratar de separar una pelea entre dos mujeres.

Tres agentes lo siguieron hasta su coche apuntándolo con sus armas y al tratar de entrar un policía le disparó siete veces por la espalda. El joven abaleado estaba desarmado, no había cometido ningún delito, y se disponía a entrar en su carro donde lo esperaban sus hijos.

Sin embargo, trasladaron rápidamente a Blake al hospital Foredtert de Milwaukee.  Y ya se encuentra en estado de salud estable, según informó el padre de Blake.

Pero para estabilizarlo fue necesario realizar intervención quirúrgica y dejarlo en cuidados intensivos, pues su estado era de gravedad.

Por otra parte, fue emitido un comunicado de parte del gobernador de Wisconsin, donde se denuncia que la policía ha estado actuando en forma exagerada al aplicar fuerza a los detenidos. En concreto un “uso excesivo de la fuerza” contra Jacob Blake.

En el mismo sentido expresó, que las personas deben tener el derecho de expresarse libremente, y manifestar su enojo y frustración cuando sea preciso, haciendo uso de su derecho de la primera enmienda.

Así mismo, deben ser libres de informar cuando se realicen las manifestaciones sin temor a que se arremeta contra ellos.

El hecho contra Blake ocasionó nuevos disturbios

Este hecho violento contra Blake derivó protestas y nuevos disturbios en Kenosha. Los manifestantes exigen que los agentes involucrados en el suceso sean arrestados.

Durante la protesta incendiaron varios vehículos y los manifestantes trataron de entrar a las infraestructuras de seguridad de la ciudad, derribando una de las puertas de entrada.

Este hecho ocasionó que a los manifestantes se les lanzara gas antidisturbios para alejarlos del sitio y dio lugar a que se extendiera el toque de queda. Asimismo, los agentes policiales hicieron un llamado a los comercios que permanecen abiertos durante las 24 horas del día a cerrar sus puertas. Ya que se habían denunciados varios casos de robo a mano armada.

La ciudadanía está apoyando a la familia de Blake, y ya 18.000 personas habían firmado para que los agentes involucrados en el suceso sean encarcelados y paguen por sus acciones. Por su parte, la familia de Blake cuenta con el apoyo legal de Ben Crump, abogado de derechos civiles.

Quien en su cuenta de Twitter, expresó que los hijos de Blake estaban en el coche mientras el policía perpetró los siete disparos a su padre. Fueron testigos de tan abominable hecho. Por lo tanto, “estarán traumatizados para siempre”.

Él como representante de la ley no puede permitir que los mismos oficiales violen el deber de proteger a la ciudadanía.

También hay otros testigos, que certifican que la policía trató de utilizar las pistolas de descargas eléctricas contra Blake, cuando esté separaba a las dos mujeres que peleaban.

Este hecho aunado al anterior ocurrido con George Floyd, ha despertado la frustración del movimiento Black Lives Matter (BLM). Quien expresó en voz de uno de sus líderes locales Clyde McLemore, que están cansados de esta terrible situación.

Comparte tu aprecio