Teletrabajo amenaza hegemonía de Silicon Valley

Esta crisis de salud derivada a la pandemia ocasionada por el Coronavirus, obligó a que muchas empresas continuaran sus actividades desde casa. Pero, lo que no  se esperaban es que los resultados fueran tan positivos.

Silicon Valley dejará de existir…

Ubicada en California – Estados Unidos, justamente en la bahía de San Francisco, existe esta área llamada Silicon Valley en donde magnates del mundo y las más grandes empresas como Google, Facebook, Apple y algunas instalaciones de la NASA poseen sus sedes.

En esa localidad, grandes e imponentes edificios de las empresas de tecnología más prestigiosas a nivel mundial alojan a miles de trabajadores al día. Una rutina que fue interrumpida debido a la cuarentena obligada como consecuencia de la pandemia.

Las plazas de trabajo en cualquiera de estas gigantes tecnológicas se encuentran entre las más cotizadas en EE. UU. e incluso en el mundo. Trabajar en Google, por ejemplo, es para muchos un sueño casi imposible. Sin embargo, el teletrabajo ha acortado las distancias y abierto brechas que antes no eran tan evidentes.

¿Y ahora qué pasará en Silicon Valley?

Una reestructuración o una nueva forma de hacer empresa es ahora más probable que nunca, ya que el teletrabajo ha probado su eficacia para responder acertadamente a las exigencias de estas empresas. Y es que para trabajar en empresas como Google, Facebook y Apple, en muchos casos solo es necesario contar con un equipo de computación y una conexión estable a internet.

Aunque es cierto que desde hace mucho se ha implementado la modalidad del teletrabajo, nunca antes se había presentado con tanta magnitud. Pero las grandes crisis casi siempre conllevan a grandes avances. En muchos casos, se ha constatado una mejora significativa en los resultados, después de realizar ciertos ajustes.

Ciertamente es una modalidad que requiere mucha disciplina, pero en muchos casos los resultados son positivos. Además, para las empresas representa un ahorro nada despreciable en los costos de producción.

Es mucho más económico tener empleados desde casa

Sí, es bastante económico mantener a los trabajadores desde casa. Los costos operativos se reducirían considerablemente en varios aspectos, incluyendo infraestructura y servicios que se deben brindar al personal. A los empleados que no lo posean, se les podría brindar las herramientas necesarias para trabajar desde casa, y aun así, los costos de producción serían considerablemente menores.

Por ejemplo, hace pocos meses Google adquirió oficinas con una inversión de 2400 millones de dólares, eso sin incluir los recursos tecnológicos, para alojar a más empleados.

Por su parte, Apple compró también una nueva sede por unos 5000 millones de dólares. No escapa de su atención que con el teletrabajo podrían reducir enormemente los costos de infraestructura y operatividad, manteniendo solo aquellos realmente necesarios para su funcionamiento.

Entonces es posible el final de Silicon Valley

Cabe la posibilidad de una reestructuración en la forma de desempeñar el trabajo en esta prestigiosa región tecnológica de EE. UU. Además, el teletrabajo abre la posibilidad de que muchos talentos a nivel mundial, antes imposibilitados por la modalidad presencial debido al distanciamiento físico, puedan ingresar a las filas de trabajadores de algunas empresas de Silicon Valley.

El verdadero reto para las empresas ha sido poder mantener la productividad y el rendimiento empresarial. Aunque en algunos casos ha aumentado, la tendencia ha sido a desmejorar un poco. En parte, debido a la disciplina que requiere y también a que todo método nuevo experimenta un tiempo de adaptación para alcanzar el equilibrio.

Sin embargo, no en vano las empresas de Silicon Valley cuentan con una hegemonía mundial en el área de la tecnología, y es que sus empleados pertenecen a la élite del sector. Gracias a lo cual, han logrado mantener resultados positivos a pesar de las restricciones que impone la cuarentena.

Con todo, es probable que se vea un nuevo esquema de trabajo en Silicon Valley, que incluso pueda ser extrapolado a otros sectores productivos. Después de todo, la pandemia causada por el coronavirus podría afianzar una modalidad de trabajo que ya se venía implementando, pero a una escala mucho menor.

Comparte tu aprecio