Las Carillas Dentales: nueva estética para una mejor sonrisa

Ojo Global Noticias.

 

Por: Carolina Rizzo.

 

 

Cada vez tiene más auge el tema de tener una sonrisa perfectamente alineada, saludable y brillante. Ella, en su sector anterior o zona estética, cumple un papel primordial en cuanto a belleza y primeras impresiones se trata. Con la publicidad del día a día y celebridades que muestran dicha perfección, las exigencias de los pacientes son cada vez mayores, dejando un reto importante al gremio odontológico para llenarlas y a veces, un poco excedidas de lo que es posible realizar, pero el avance de los materiales dentales y la tecnología para trabajar, ayuda a que el odontólogo pueda acercarse lo más posible a ese diseño de sonrisa soñado por sus clientes.

 

A diario llegan a consulta personas las cuales sueñan con tener esa sonrisa perfecta en el menor tiempo posible. Algunos buscan arreglar algunos detalles, dientes pigmentados o fracturados, otros que no lograron los resultados deseados luego de la ortodoncia por la forma de los dientes o que por motivos de trabajo –como modelos-, quienes no cuentan con el tiempo necesario para realizarse dicho tratamiento, entre muchos casos. Una de las mejores opciones que tiene el odontólogo para complacer al paciente en esas peticiones son las muy sonadas actualmente: carillas dentales.

 

 

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son un tipo de prótesis, que por su delgadez, muchos se refieren a ellas como  “lentes cerámicos”. Éstas van adheridas a la cara vestibular (anterior) del diente para así, corregir ciertos detalles del mismo como forma, color, diastemas o espacios, tamaño o alineación.

 

 

¿De qué material son elaboradas las carillas dentales?

Existen dos tipos de materiales con los que se pueden realizar carillas dentales: resina compuesta y porcelana. Las primeras, son elaboradas por el odontólogo en el consultorio de manera directa sobre el diente y  en una sola cita o también pueden ser pre-fabricadas (indirectamente) sobre un modelo de yeso de los dientes, siendo instaladas en la siguiente cita. Este tipo de material requiere de un pulido aproximadamente cada 6 meses ya que tiende a pigmentarse con ciertas bebidas y comidas. Su longevidad ronda los 5-6 años, después de ese tiempo deben ser sustituidas por unas nuevas.

 

Para elaborar las carillas de porcelana se requiere de un laboratorio y  técnico dental o ceramista. Para estas hay que realizar en el diente una línea de terminación y preparación mínimamente invasiva en su cara anterior. Con el pasar de los años y el avance de los materiales y métodos, la cerámica ha logrado obtener mayor resistencia a menor espesor, por lo tanto, estas preparaciones dentales son cada vez menores. Su longevidad es muchísimo mayor a la de las carillas de resina compuesta y se pueden obtener resultados más naturales,  solo que su costo es también más elevado.

 

 

Algunas cosas que debes tener en cuenta.

1-Poder adquisitivo. El costo varía bastante dependiendo del material con el que se trabajará.

 

2-Tener en cuenta posibles resultados reales generando expectativas que se puedan cumplir. Cada sonrisa es diferente y el tratamiento debe ser personalizado de acuerdo a las necesidades del paciente.

 

3-El odontólogo debe realizar un exhaustivo análisis facial, registrando las medidas de los tercios faciales del paciente, dimensión vertical, largo/ancho de los dientes, línea de la sonrisa, mordida o si existe algún desorden temporomandibular, entre otros parámetros. Igualmente debe seguir un protocolo de registro fotográfico para el completo estudio y correcto diagnóstico del caso y así, poder hacer el diseño de sonrisa adecuado al paciente y lograr una saludable armonía dento-facial.

 

4-Que el especialista en prótesis utilice como herramienta el diseño de sonrisa digital es ideal para una buena comunicación entre paciente, odontólogo y técnico dental, así podrán visualizar posibles resultados o necesidad de algún tratamiento previo.

 

5-Previo a la elaboración y cementación de carillas el paciente debe estar completamente sano, sin piezas dentales faltantes, ni restauraciones defectuosas y con su dimensión vertical restablecida. Se trata de brindarle no solo alta estética al sector anterior sino también salud, que es lo primordial.

 

6-Se debe realizar interconsulta con otras especialidades de odontología. Como por ejemplo: Periodoncia, los tejidos blandos deben estar sanos y en correcta posición para proceder a la realización de las carillas, hay que tener en cuenta la arquitectura del borde gingival, que sea simétrica o si necesita algún tipo de remodelado para obtener dicha simetría o ganar altura en los dientes. Ortodoncia, en algunos casos se necesita utilizarla previamente unos meses antes para obtener resultados más cercanos a las expectativas. Cirugía maxilofacial, en caso de existir un exceso o déficit de crecimiento y desarrollo del hueso maxilar, necesidad de implantes dentales o alguna exodoncia dental, torus o alguna otra anormalidad ósea. Entre las demás especialidades dependiendo del caso.

 

 

¿Cuál es el procedimiento que lleva realizar este tipo de tratamiento?

1-Se realiza la historia clínica del paciente con sus respectivos estudios para el correcto análisis del caso. Se debe tomar una impresión con alginato para obtener el primer modelo de estudio en yeso y fotografías intraorales y faciales para completar dicho diagnóstico.

 

2-Si son carillas de resina directas, el odontólogo las realiza directamente sobre el diente del paciente en una sola cita. De manera indirecta las elabora previamente en el modelo de yeso que se obtuvo de la impresión, para luego ser cementadas en la siguiente cita, como se explicó anteriormente.

 

3-Al ser carillas cerámicas, se elabora un encerado previo sobre el modelo de yeso de estudio, el cual mostrará qué cambios deben hacerse en el área, cuánto desgaste necesita cada diente, etc. Este encerado se prueba en boca del paciente y permite visualizar cómo podría ser el resultado (mock-up). Se define el color, teniendo en cuenta el del sustrato del diente sobre el cual se va a cementar y el de las piezas vecinas, auxiliándose con el instrumental necesario y la fotografía, en correcta comunicación con el técnico dental. Se procede al tallado mínimamente invasivo de los dientes y se toma otra impresión posterior a esto para llegar a el modelo sobre el cual trabajará el técnico dental realizando las carillas cerámicas con su respectivo proceso. Esto tarda aproximadamente unos 15 días, en este período el paciente tendrá cementadas unas carillas provisionales. Se realizan las pruebas y ajustes necesarios de las carillas y se cementan con cemento resinoso al estar satisfechos con los resultados.

 

 

Cuidados de las carillas dentales

Tener carillas no implica tener algún cuidado bucal diferente al que realizas diariamente: cepillado dental 3 veces al día, utilizar hilo o seda dental y enjuague bucal. Acudir igualmente al odontólogo cada 6 meses para realizarte la limpieza dental profesional como de costumbre. Es recomendable pulir las carillas de resinas por lo menos una vez al año.

 

 

 

 

 

Artículo escrito para Ojo Global Noticias por Carolina Rizzo, quién es Odontóloga General, especialista en estética y prótesis dental.

 

Comparte tu aprecio