La isla más densamente poblada del Caribe

 

A pocos kilómetros de Cartagena de Indias, Colombia, se encuentra Santa Cruz del Islote, la isla más poblada de Colombia, y muchos afirman que del mundo. Es tan pequeña y con tanta población que es evidente su superpoblación.

 

Por Johanna Rodríguez

 

Con apenas 10.000 m² de extensión, más de 1.300 personas, la mayoría afrodescendientes, quienes hacen vida en Santa Cruz del Islote, una de las diez islas que conforman el Archipiélago de San Bernardo, considerado Parque Nacional Natural, ubicado frente al Golfo de Morrosquillo, en Colombia.

 

A tan solo una hora y cuarenta minutos de Cartagena y a treinta minutos de Tolú, esta isla condensa a 125 personas por cada 1.000 m², (equivalente a 125.000 habitantes por km2) lo cual triplica el promedio nacional de Colombia de 41 habitantes por cada 1.000 m², según el  Departamento encargado de las estadísticas en Colombia: DANE.

 

En este pequeño espacio, de apenas una hectárea (10.000 m2 que mide la isla), viven tantas personas que se calcula que el Islote se encuentra cuatro veces más poblada que Manhattan, el condado más densamente poblado de los Estados Unidos, con más de 25.000 habitantes por km2.

 

La vida en el poblado muy discreta y humilde. La mayoría de las casas no superan los 40 metros cuadrados, y en cada una viven unas 10 personas aproximadamente. Esta casi en su totalidad construido, por lo que el crecimiento en infraestructura no se da de manera horizontal. Destacándose las viviendas de construcción vertical.

 

El lugar goza de un restaurante, un colegio, un centro de salud, un kiosko multifacético, tres tiendas, una cancha de fútbol. Su arteria vial está compuesta por una calle principal de 15 metros de largo, llamada “La calle del adiós”, la cual se conecta con pequeñas intersecciones asfaltadas que dan acceso a las casas.

 

La unidad educativa de los isleños fue donado por el gobierno japonés. Es uno de los edificios más altos de la isla. Consta de tres niveles, tres aulas de clase y una oficina o salón de usos múltiples, donde funciona la dirección, la biblioteca y el salón de informática, con cinco computadoras.


Tres son las jornadas escolares que ofrece el centro educativo, a fin de poder recibir a los estudiantes de la isla de las diferentes etapas.

 

En cuanto a los servicios, cuentan con un celular que recibe llamadas para todos los habitantes de la isla. La energía eléctrica se recibe gracias a la presencia de una planta eléctrica que opera a media marcha. La principal fuente de energía fue donada por el gobierno nacional de Colombia, durante la presidencia de Andrés Pastrana.

 

Para poder disfrutar del servicio eléctrico, los habitantes deben cancelar a la Junta Cívica, por familia entre 2.500 y 8.000 pesos diarios (equivalentes a 0,86 y 2,76 USD) por familia, en caso de no tener planta propia, como es el caso de algunos lugareños. El agua potable es un lujo. Ésta llega desde Cartagena en barco de manera no muy recurrente. Por eso los habitantes de la isla anhelan la época de lluvias para poder disfrutar del preciado líquido de manera más constante.

 

 

9712388866_43959aa4b2_k

                                                                           Foto para Flickr por Paila Andrea Cordoba Maldonado

 

 

 

La vida de los isleños

Al preguntarse sobre ¿cuál es la principal fuente de ingreso en la isla?, es de imaginarse la respuesta: la pesca. La pesca artesanal es un oficio que se aprende a corta edad y resulta el sustento de muchas familias de la isla.

 

Sin embargo, la pesca no es el único trabajo que los isleños realizan. Otro sector donde se desempeñan algunos habitantes, es el turismo. El turismo es una de las principales fuentes de ingreso del Archipiélago en general. Muchos Isleños laboran en este sector. Meseros, mucamas y ayudantes de cocina son las principales tareas que los residentes de Santa Cruz de Islote ejercen en los hoteles de las islas vecinas. Salen desde muy temprano en la mañana y retornan al final de la tarde, aprovechando asearse fuera de la isla.

 

En cuanto a su alimentación, es muy sana, siendo el principal elemento el pescado. Son las delicias del mar el menú continuo de los isleños, y a lo que las mujeres de la isla atribuyen lo sanos de los habitantes.

 

El deporte es parte importante de los chicos que viven allá. El futbol  es muy practicado y cuenta, como le referimos más arriba, con una cancha para la práctica de este deporte. También son considerados aficionados al béisbol, a pesar de que  el espacio no les permita una práctica adecuada, pues no tienen lugar para construir un campo para practicar este deporte.

 

santacruz

                                                                           Foto de ccsmiami.edu

 

 

Fervientes creyentes

Aunque no hay iglesia, ni sacerdotes, los habitantes de la isla perteneciente a Cartagena, son sumamente creyentes.

 

La fiesta patronal de la isla es el 16 de julio, día de la Virgen del Carmen. Cuando se reciben visitantes de todas partes de Caribe colombiano para homenajear a la excelsa patrona. Otra de las fiestas que celebran es el día de la Santa Cruz, el 3 de mayo, y el 31 de diciembre el recibimiento del año nuevo.

 

En estas tres fechas del calendario, es cuando crece la población de la isla, por el retorno de isleños que han hecho vida fuera de la isla, y por visitantes que acuden a observar y vivir estos eventos.

 

Para poder dar paz a los restos de los difuntos, es necesario de manera obligatoria acudir a otras islas. El espacio es tan pequeño, que es imposible ubicar un cementerio.

 

La leyenda del Islote

Según cuentan, Santa Cruz del Islote fue fundada hace casi dos siglos por un grupo de pescadores que no solo encontraron buena cosecha en sus aguas aledañas sino un terreno ajeno, por alguna extraña razón, a ese pequeño mosquito que puede llegar a convertirse en verdadera pesadilla y que habita en las islas del Caribe: el jején.

 

 

 

Artículo escrito para Ojo Global Noticias por la periodista Johanna Rodríguez.

 

Comparte tu aprecio