La batalla de Varsovia, donde Polonia liberó a Europa del comunismo

Hace exactamente 100 años, se libraría en Varsovia la batalla más importante en contra de la expansión comunista en Europa. Para algunos analistas, la batalla de Varsovia, debería tener un reconocimiento equiparable al otorgado al día D, cuando se efectuó el desembarco aliado en las costas de Normandía, y En ella, Polonia liberó a Europa del comunismo

Antecedentes históricos 

Efectivamente, tras los alzamientos comunistas que se produjeron en Hungría y Alemania, Vladimir Lenin, creyó oportuno iniciar la expansión del comunismo en Europa.  

Para ese entonces Polonia controlaba la mayor parte del occidente ucraniano, tras derrotar a las fuerzas de la República Popular de Ucrania Occidental. 

Simultáneamente, el ejército rojo que ganaba la guerra civil rusa avanzaba hacia el oeste. El enfrentamiento en el territorio ucraniano, fue exitoso para el ejército rojo obligando a las fuerzas polacas a retroceder hacia Varsovia.  

El inminente avance del ejército rojo hacia Alemania, alertó a las potencias occidentales sobre las pretensiones de Lenin. 

Polonia venía del restablecimiento de su soberanía tras 123 años de ser gobernada por sus vecinos imperiales. Para 1795 Polonia había sido borrada del mapa, su territorio fue dividido entre Rusia, Prusia y Austria.  

En el periodo comprendido entre finales del Siglo XVIII y finales de la I Guerra Mundial, Polonia había sido convertida en una nación sin estado. 

Sin embargo, durante ese periodo de tiempo, los polacos lejos de perder su nacionalidad, la reforzaron mediante una extensa red de asociaciones culturales, deportivas, científicas y sociales. Es así como en contra de las potencias que la ocupaban, se convirtieron en una sociedad moderna. 

En efecto, en 1918 el país había resurgido bajo el nombre de Segunda República Polaca y procedió a restablecer las fronteras que poseía en el pasado. De igual manera promulgaron una legislación moderna, con grandes avances en lo social y electoral.  

Las pretensiones rusas 

Alemania, había sido derrotada tras finalizar la Primera Guerra Mundial. Así, una recién creada Alemania estaba inmersa en revueltas, movimientos separatistas, huelgas y una gran depresión económica.  

Por su parte, Lenin necesitaba expandir el comunismo en Europa, como medida para enfrentar al capitalismo de occidente. 

Lenin promovía la realización de nuevos levantamientos comunistas en Alemania, que obtendrían el triunfo con el apoyo de su ejército rojo. Para Rusia, Alemania constituía la entrada que permitiría la expansión de su ideología al resto de Europa. Sin embargo, Polonia significaba un obstáculo para las pretensiones de Lenin

Es así, como para 1918 el ejército rojo de Lenin, había ganado la guerra civil contra el ejército blanco y sus aliados occidentales. Lenin vislumbraba la derrota del capitalismo occidental y la instauración del comunismo a nivel mundial.  

No obstante, Lenin creía que para lograr eso era necesario el triunfo de las revoluciones en Lituania, Polonia y Alemania. 

La Guerra Ruso Polaca 

Según narran los historiadores, la guerra ruso polaca comenzó en 1919 casi que de forma accidental. Efectivamente, ninguno de los gobiernos había ordenado el inicio de actividades bélicas. Sin embargo, ocurrieron enfrentamientos entre unidades militares polacas, contra fuerzas Lituano-Bielorrusia. 

El triunfo de las fuerzas soviéticas, obligó al retiro de las fuerzas polacas hacia Varsovia. No obstante, los polacos consientes de las pretensiones expansionistas de Lenin, comenzaron a formar su ejército, y en menos de dos años formaron un ejército de más de 100.000 voluntarios. 

En el transcurso de 1920 Polonia estableció un Gobierno de Defensa Nacional, con Wincenty Witos como Primer Ministro y como viceprimer ministro, el líder socialista Ignacy Daszyński. Así mismo, la sociedad civil polaca apoyó masivamente a este Gobierno de Defensa Nacional. 

Es así, como el país que había quedado destruido durante la Primera Guerra Mundial, había logrado organizar un ejército.  Para el mes de febrero de 1919, este ejército contaba 100.000 hombres bajo el mando del general Haller.  

Para septiembre las fuerzas habían aumentado a 540.000 hombres. 

La Batalla de Varsovia 

La batalla de Varsovia, marca el punto clave en la guerra rusa-polaca, librada el 15 de agosto de 1920. Para ese entonces, las fuerzas rusas en un feroz contraataque avanzaban hacia Varsovia. Sin embargo, el ejército rojo no enfrentaría a otro ejército, sino que enfrentaría a una nación. 

El triunfo de Polonia en la batalla de Varsovia, fue sin duda alguna gracias a las labores de inteligencia. Se destaca en este sentido, la labor de inteligencia realizada por el oficial polaco Jan Kowalewski.  

Mediante este trabajo de inteligencia, Kowalewski logró descifrar las claves secretas del ejército rojo. Sin lugar a dudas, gracias a esta victoria se logró frenar las aspiraciones expansionistas de Lenin.  

En muy poco tiempo Vladimir Lenin habían pasado de planear la expansión del comunismo en Europa y el mundo, a contener los levantamientos internos en su contra. 

Comparte tu aprecio