Estados Unidos moviliza tropas de Alemania a Polonia

Donal Trump anunció esta semana, que Estados Unidos moviliza tropas ubicadas en Alemaniadesde la segunda Guerra mundial, hacia Polonia.  No se conoce a ciencia cierta la cantidad de efectivos estadounidenses que pasarán de las bases de Alemania a Polonia. Según cifras oficiales del pentágono, se movilizarán 9.500 soldados hacia el país centroeuropeo.

Según se informó, Trump tomó la decisión de disminuir el contingente norteamericano en Alemania debido a la tensión política imperante entre Washington y Berlín a propósito de la cumbre del G-7. La cual fue suspendida debido a la pandemia del coronavirus y trasladada para el otoño, para la cual Trump tenía previsto invitar a Rusia.

Pero por otra parte, el Gobierno de Polonia tiene tiempo trabajando para que se fortalezca la cooperación de Estados Unidos en materia de defensa. Por lo que Andrzej Duda al visitar la casa Blanca a principios de junio reforzó la solicitud a Trump. Al conocer la decisión de la retirada de contingentes de las bases militares alemanas.

Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco, enfatizó a Trump, “espero que, como resultado de largas conversaciones que hemos mantenido, parte de esas tropas vengan a Polonia lo antes posible”.  Argumentando su vecindad con Rusia y el temor creciente desde la anexión rusa de Crimea en el 2014. Y la guerra entre Ucrania y los rebeldes prorrusos de la región del Donbás.

Por su parte, sin asegurar a cabalidad, le anunció a Morawieck, “Vamos a reducir nuestras tropas en Alemania. Algunas regresarán a sus hogares y otras irán a otros lugares… Polonia podría ser uno de esos lugares”. 

Duda, conociendo el impacto que causaría este anuncio de Trump en Berlín, se adelantó en declarar a la prensa que el gobierno polaco le pidió al presidente Trump no retirar sus tropas de Alemania. Pues son estratégicas para preservar la seguridad del continente europeo. Más no se le solicitó llevarlas a Polonia, “no me atrevería a decirle al presidente estadounidense dónde debe enviar a sus soldados, pero considero la decisión muy razonable”.

Moscú por su parte está en alerta a los movimientos de Trump. En este sentido, el viceministro de Exteriores ruso, Alexánder Grushkó, anunció que el gobierno ruso estará atento a los acontecimientos. Analizará las posibles consecuencias militares para la seguridad regional, y “los intereses legítimos de Rusia y nuestros aliados. Especialmente Bielorrusia”, según informó la agencia Ría Nóvosti.  Asimismo, Vladimir Titov, advirtió que Rusia tomará represalias si EEUU traslada armas nucleares de Alemania a Polonia.

Enel mismo contexto, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, recordó que en 1997 la OTAM se comprometió con Rusiaa no establecer bases militares permanentes en el antiguo bloque oriental. Durante la entrevista realizada con el Consejo del Atlántico norte manifestó que si “…las tropas estadounidenses en Europa se trasladan a Polonia, esto debe hacerse teniendo en cuenta el pacto OTAN-Rusia”.

Sin embargo, de acuerdo a lo informado en el periódico polaco Dziennik Gazeta Prawna, se trasladarán a Polonia 30 aviones de combate estadounidenses F-16 y 2.000 soldadoslas próximas semanas. Lo que supondría una ruptura del status quo militar. Se habla de establecerlos permanentemente en una instalación llamada Fort Trump, pagada por Varsovia.

Los descontentos y  complacencias de Donal Trump

El presidente de los Estados Unidos en forma frecuente  reprocha  a sus aliados de la OTAN, que el gasto que están destinando a la defensa y seguridad es insuficiente. Incluye a Alemania entre ellos. Además manifestó, que considera de mucha importancia “… el hecho de que Alemania gasta mucho dinero para comprar energía de Rusia en lugar de gastarlo en su defensa de Rusia”. 

Mientras que Polonia es uno de los ocho miembros que si dedican el 2% de su PIB a este sector, cumpliendo con el objetivo de la OTAN. Berlín por su parte, no hace las aportaciones consideradas justas al presupuesto de defensa de la OTAN. 

Por otra parte, también expresó su descontento causado por la construcción del gasoducto Nord Stream-2. Donde tuvo participación Gazprom el gigante ruso de la energía. Este gasoducto llevará el gas ruso al centro del continente a través y por el fondo del mar Báltico. 

Polonia, por su parte, está comprometida a comprar gas natural licuado a los Estados Unidos, a partir del año 2022. De esta forma dejará de ser dependiente de la estatal rusa Gazprom, además de diversificar sus fuentes de energía.

También se está negociando entre Varsovia y Washington la construcción de plantas nucleares de gran escala en Polonia con tecnología estadounidense. 

Mientras tanto la renovación del acuerdo New Start espera por Trump

Comparte tu aprecio