Estados Unidos amenaza con «ir más lejos en Siria»

Ojo Global Noticias

 

Estados Unidos advirtió de que está listo para lanzar nuevos ataques contra el régimen sirio al día siguiente de haber bombardeado una base aérea en Siria, que reaccionó con furia junto a sus aliados Rusia e Irán.

«Estados Unidos tomó una decisión muy mesurada la noche pasada» con el ataque contra la base aérea siria, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, ante el Consejo de Seguridad, que sesionó de emergencia tras el primer ataque de Washington contra las fuerzas sirias.

La diplomática enfatizo que «estamos dispuestos a hacer más, pero esperamos que ello no sea necesario».

El ataque estadounidense fue una represalia tres días después de un presunto ataque con armas químicas contra la ciudad rebelde Jan Sheijun, que dejó más de 85 muertos y del que fue responsabilizado el régimen de Bashar al Asad.

 

 

El bombardeo estadounidense en Siria

El Pentágono sospecha que Siria recibió ayuda para realizar el supuesto ataque químico, aunque unos funcionarios estadounidenses no se atrevieron a acusar a Rusia de complicidad.

El lanzamiento de 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea de Al Shayrat, cerca de la ciudad de Homs, causó la cólera de Rusia e Irán, aliados de Asad.

«Estados Unidos atacó el territorio soberano de Siria. Calificamos ese ataque como una violación flagrante de la ley internacional y de un acto de agresión», dijo el embajador de Moscú en la ONU, Vladimir Safronkov, ante el Consejo de Seguridad.

La presidencia siria calificó por su lado los bombardeos estadounidenses de acto «irresponsable» e «idiota».

Este viernes, dos aviones de guerra despegaron de la base aérea alcanzada horas antes por misiles de Estados Unidos y llevaron a cabo bombardeos en las proximidades, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Las aeronaves «despegaron desde la base de Al Shayrat, parte de la cual entró de nuevo en funcionamiento, y bombardearon objetivos cerca de Palmira», en el centro de Siria, indicó el OSDH.

– Llamamiento a la «moderación» –

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Francia y Gran Bretaña instaron, de su lado, a buscar una solución «política» en Siria, sumergida en la un guerra civil que ya data desde el 2011.

 

 

Un hombre que se identifica como refugiado sirio defiende el ataque de EEUU contra objetivos en Siria, el 7 de abril de 2017 durante una protesta en Londres

La decisión de Trump fue bastante bien recibida por los otros países implicados en la crisis siria, como Turquía y estados europeos.

El presidente de Francia, François Hollande, anunció que apoya «la iniciativa» de «relanzar el proceso de transición política en Siria», pero «en el marco de las Naciones Unidas si es posible».

Mientras, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, celebró los ataques y llamó a tomar medidas suplementarias.

Hasta ahora, ninguna iniciativa diplomática ha conseguido establecer un alto el fuego duradero en un país donde ya han muerto más de 320.000 personas desde marzo de 2011 y millones han huido de sus casas.

En 2013, el predecesor de Trump, Barack Obama, renunció a atacar al régimen sirio después de un bombardeo con armas químicas cerca de Damasco, que causó más de 1.400 muertos.

Comparte tu aprecio