China ayudará a México a salir de la crisis

Ante la terrible realidad que se vive mundialmente a causa de la pandemia que ha causado la COVID-19, muchos países de Latinoamérica se han visto, ante la terrible desgracia, obligados a ver morir a la población que los compone.

México no ha quedado exento ante estos sucesos y, tras cruzar la línea de innumerables muertes, China se transforma en su principal colaborador para salir de la crisis.

El embajador de China en México, Zhu Qingqiao, ha tomado en cuenta la excelente relación que se ha formado entre el país latinoamericano y China desde que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en el presidente del país latino.

Desde hace cuarenta y ocho años, la relación bilateral entre ambos países se ha venido desarrollando en muy buenos términos por lo que no había que esperar algo menos: toda la colaboración de China, con acción inmediata, una vez la pandemia sacudiera el país.

Para el embajador de Asia en México, la ayuda que brinda su país actualmente a este país no es más que una retribución ante su ayuda en tiempos pasados, acción que el pueblo de China no olvida.

En días pasados, el presidente de China, Xi Jinping, mantuvo una conversación con su homólogo mexicano, llegando a cordiales acuerdos que fortalecerán la cooperación bilateral ante los efectos del mortal virus y sumará puntos a las relaciones entre países.

A través de estas conversaciones se ha manifestado una creciente relación fraternal entre economistas de ambos países. Esto da esperanzas que la sociedad entre los dos  ayudará a superar la crisis económica que despertó esta pandemia y lograr nuevos avances en pro del surgimiento de las naciones.

No solo han intercambiado expertos en materia de salud, China ha realizado donaciones y suministrado de insumos médicos al país con el fin de favorecer en gran medida la superación de tan terrible enfermedad.

La famosa “diplomacia de las mascarillas” definitivamente ha llegado a México, gracias a las múltiples donaciones de equipos médicos y recomendaciones profesionales.

China, que fuera el país de origen de esta nueva enfermedad, en la actualidad ofrece ayuda a otros colocándola en una cúspide donde el reconocido país estadounidense parece no estar.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrad, ha agradecido a China por la velocidad con que envió millones de máscaras KN95 una vez que el país Latinoamericano las cancelara. Además de venir también medicinas y equipo médico, respetando por completo las reglas de saneamiento que aíslen el virus.

Para algunos el país asiático luce como un héroe. Para otros, su actitud no es nada altruista. Opinan que el país, a pesar de estar atravesando por la misma epidemia, y siendo el lugar de origen, sus fines son meramente monetarios y que eso no es ayudar al mundo, no significa ir al rescate de nadie.

El resultado hasta ahora de esta crisis no es otro que una baja tremenda en la economía latinoamericana. En el caso de los mexicanos acostumbrados a salir a la calle diariamente a conseguir el sustento ha resultado muy difícil permanecer en casa. Por ello, su economía ha variado considerablemente, haciendo que recuperarla represente una cuesta arriba.

Probablemente, China aparezca como una salvadora en este aspecto también porque se han planteado financiamientos en el área de los desarrollos de infraestructura e instalaciones médicas. Esto con el fin de facilitar y solucionar los problemas humanitarios.

El director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Renmin de Pekín, considera que, en este caso, China prefiere ser llamado un amigo y no un salvador para México.

Indiscutiblemente el Coronavirus ha despertado una significativa discusión entre naciones que le concierne a toda Latinoamérica. Se ha convertido en una verdadera prueba de lo poderosa que puede ser la democracia a nivel mundial.

Para la experta del CSIS, la actuación del gobernante comunista se evidencia como intentos de China por beneficiarse económicamente ante la crisis. Por otro lado, desde Brasil han criticado la actuación de Pekín en este sentido, comentarios que fueron rechazados desde el país asiático por considerarlos racistas.

Mientras tanto el país mexicano continúa contando con el apoyo total del país asiático: medicamentos, insumos, mascarillas, ventiladores y técnicas  que no solo ayuden a superar la crisis, sino también evitar los contagios. Por otra parte, económicamente se plantean soluciones a pesar que la recuperación financiera de este país se encuentra en una difícil posición.

Durante la conferencia que organiza el Consejo de las Américas, la directora del Programa sobre Latinoamérica y el Mundo del centro de estudios Diálogos Latinoamericano, afirma que esta vez la ayuda que China le otorgue a México no será igual a la que brindó en el pasado 2008. Sin embargo, las conversaciones entre los dos países se muestran favorables para el país mexicano.

Comparte tu aprecio